Se salvó Silvana Donoso: Senado pone orden y deja sin piso acusación contra jueza que liberó a Bustamante

 Se salvó Silvana Donoso: Senado pone orden y deja sin piso acusación contra jueza que liberó a Bustamante

Pese al impulso con el que venía desde la Cámara de Diputados, el Senado se mostró contrario a la acusación constitucional contra Silvana Donoso. Si bien la votación oficial será mañana jueves, prácticamente todos los senadores desestimaron el libelo por las eventuales negligencias en que habría incurrido la ministra al presidir la comisión que concedió la libertad condicional a Hugo Bustamante, imputado por el femicidio de Ámbar Cornejo.

Hasta ahora, 26 senadores han adelantado su voto, tres votarán a favor, uno se abstendrá y 23 votarán en contra. Quedó pendiente la exposición de 7 senadores y tres ya se inhabilitaron.

Si bien los tres diputados informantes llegaron convencidos de sus argumentos, acusando a Donoso por notable abandono de deberes y por transgredir tratados internacionales relativos a la vulneración de derechos de niños y adolescentes, los senadores desecharon con duras exposiciones los antecedentes.

La defensa de la jueza hizo lo propio. Tal como fue en la Cámara, subrayaron que se estaba forzando una herramienta. Sorprendió además el “refuerzo” del equipo. Uno de los abogados peso pesado del caso, Luis Hermosilla, se hizo presente.

Hasta hace poco se había mantenido en una segunda línea, dirigiendo la defensa junto al medio hermano de Donoso, Samuel, y a Gabriel Zaliasnik, pero eso cambió. Su cercanía con los representantes oficialistas se tenía que aprovechar.

Uno de los puntos álgidos ocurrió cuando el diputado Andrés Longton emplazó a los senadores: “Si rechazan esta acusación, la próxima decisión de la ministra será también responsabilidad de ustedes”. Eso no fue aceptado por la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, por lo que Longton se disculpó.

Las otras ocho acusaciones contra ministros del Poder Judicial

La acusación contra Silvana Donoso no es la primera que se presenta contra alguna autoridad del Poder Judicial. A lo largo de la historia, hay registro de acusaciones contra jueces de los tribunales superiores desde 1868. Y desde el retorno a la democracia, se han presentado otras ocho acusaciones contra 19 ministros. Eso sí, todas apuntaban a miembros de la Corte Suprema, por lo que el libelo de Andrés Longton fue el primero que ha perseguido a una ministra de una Corte de Apelaciones.

De las acusaciones presentadas desde 1990, seis fueron desechadas; una se entendió como no presentada, luego de que los diputados acogieran la cuestión previa deducida por las defensas de  los acusados (Domingo Kokisch, Eleodoro Ortiz y Jorge Rodríguez A.); y sólo una se admitió a trámite y posteriormente se acogió parcialmente. Dicha acción culminó con la destitución del ministro de la Corte Suprema Hernán Cereceda, quien además quedó con la prohibición de ejercer cargos públicos o de elección popular por 5 años.

Se estimó que concurría la causal de “notable abandono de deberes”, por la supuesta denegación de justicia en la investigación del crimen contra el dirigente del MIR Alfonso Chanfreau. Hubo 25 votos a favor, pero uno es el que llama con mayor fuerza la atención, el de Sebastián Piñera, quien en ese entonces era senador de RN y apoyó el tercer capítulo del libelo.

En el mismo proceso se desestimaron los argumentos presentados en contra de Lionel Beraud y Germán Valenzuela.

ricardo becerra vargas