Sanantonina construye su camino para ser parte del primer puerto de Chile

El puerto siempre ha estado presente en los 23 años de vida de Javiera Paz Chaparro Cabello, con el mar de fondo y las naves que recalan al “Litoral de Los Poetas”. Nacida y criada en la comuna de San Antonio, cursó sus estudios primarios en el colegio Gabriela Mistral para luego realizar toda la enseñanza media en el Instituto del Puerto.

A los 18 años, luego de un gran desempeño académico durante su etapa escolar, se puso como objetivo ser la primera en su familia directa en titularse de una carrera universitaria. Es así como ingresó a Ingeniería Civil Industrial en la Casa Central de la Universidad Técnica Federico Santa María, proceso de formación académica que ya está en su recta final.

Javiera vive en el sector de Llolleo junto a su madre, María Paz Cabello, y su hermano pequeño Clemente de 10 años. Hoy está haciendo su práctica profesional en Puerto San Antonio, específicamente el área de Coordinación y Logística Naviera.

¿Te costó pasar del colegio a la universidad?

Al principio fue difícil, sobre todo el primer año de la carrera por la diferencia en el ritmo de estudio entre el colegio y la universidad, pero después me estabilicé y ahora estoy en el sexto año de Ingeniería Civil Industrial.

¿Cómo lo hacías para ir todos los días a Valparaíso a estudiar?

Durante mi primer año de estudios de educación superior me quedé en Valparaíso, pero del segundo año en adelante decidí viajar todos los días para poder estar más con mi familia y en la ciudad donde siempre he vivido. Me demoro como dos horas en llegar a la universidad al considerar desde que salgo de mi casa, porque en total debo tomar tres locomociones distintas.

De hecho, me sé el camino de memoria desde San Antonio a Valparaíso (ríe). Cuando iba durmiendo y había una curva, sin ver ya sabía en qué lugar íbamos del trayecto

¿Tu foco siempre estuvo en trabajar en el puerto?

Cuando estaba en la universidad comenzó mi gusto por el rubro portuario en sí, pero siempre fue atractivo porque desde siempre he vivido en San Antonio. En mi carrera tenemos dos prácticas, la primera era industrial cuyo objetivo fue tener la primera experiencia dentro de una empresa y esta segunda que estoy haciendo en Puerto San Antonio es profesional, es decir, ya está vinculada de forma directa con aplicar los conocimientos adquiridos.

¿Y cómo llegaste a realizar tu práctica en la empresa portuaria?

En el verano de 2020 hice la primera práctica en DP World San Antonio, en esa oportunidad en el área de finanzas. Por Linkedin comencé a preguntar sobre prácticas profesionales a las áreas de Recursos Humanos de terminales y además escribí un mail a una persona de Puerto San Antonio, donde me contactaron rápidamente y luego quedé.

¿Qué tal la experiencia?

Me ha gustado mucho. Felipe Berríos, el jefe de Coordinación Naviera de Puerto San Antonio, ha sido una excelente persona y me ha enseñado mucho del rubro. Por ejemplo, los procesos de los buques cuando recalan o zarpan, las señaléticas que ocupan las naves y aún me quedan un par de meses más por aprender.

He salido también a terreno, lo que valoro mucho y me ha servido bastante para conocer la realidad portuaria en la provincia.

¿Te gustaría seguir ligada al rubro portuario en tu futuro laboral?

Sí, me llama mucho la atención sobre todo el área de operaciones y logística. Mi mamá y mis tíos trabajaron en empresas de transportes, al igual que mi abuelo que trabajó relacionado con los buses. Por ahí se generó mi interés también.