Pagos en exceso y aguinaldos que deberán ser devueltos detectó la Contraloría en la gestión de la exadministración del hospital de San Antonio

 Pagos en exceso y aguinaldos que deberán ser devueltos detectó la Contraloría en la gestión de la exadministración del hospital de San Antonio

A partir de un informe de la Contraloría General de la República que plantea una serie de observaciones a algunas transacciones efectuadas por el hospital Claudio Vicuña entre el 1 de enero de 2018 y el 31 de mayo de 2019, la dirección de este centro asistencial sostuvo que ha tomado “las medidas internas y administrativas correspondientes para subsanar la situación”.Los resultados obtenidos por el ente contralor corresponden a una auditoría y examen de cuentas cuyo objetivo era “comprobar que las transacciones se hayan ajustado a las disposiciones legales y reglamentarias, se encuentren debidamente documentadas, sus cálculos sean exactos y que estén adecuadamente registradas y acreditadas”.En ese sentido, una de las conclusiones señala que “se comprobó que el total adquirido por el hospital con cargo a las licitaciones que en cada caso se indican, superan entre un 8,75% y un 103,67% el monto establecido como referencial en cada uno de esos concursos, proceder que no se ajusta al señalado principio de estricta sujeción a las bases, por lo que esa entidad debe instruir un sumario administrativo”.La Contraloría agrega que “no se proporcionaron los expedientes originales de 13 comprobantes de egreso por la suma de $19.922.880; y no consta que las empresas Laboratorio Andromaco S.A. y Farmalatina hayan concretado la devolución de $299.880 y $58.310”, pagados en exceso”.El documento resalta que al hacer un nuevo análisis derivado de aquellos pagos en exceso, se determinó “la posible existencia de otros desembolsos duplicados por $5.823.572 y $27.417.786, para los años 2018 y 2019”.Otra de las conclusiones indica que “se constató la existencia de cobros por servicios externos efectuados dentro de la jornada laboral por una funcionaria, lo que derivó en un pago en exceso de $335.440, monto que debe ser reintegrado y se pagó la suma de $1.499.400 por aguinaldos para 42 trabajadores de la empresa Servintegral y Servicios Limitada, proceder que no armoniza con los artículos 1° de la ley N° 19.886 y 1° y 2°, N° 10 del decreto N° 250 de 2004, por lo que el hospital debe solicitar la devolución de tal cifra”.Así también, según la Contraloría el hospital “no cuenta con un registro de los cheques pagados a proveedores, el cual permita identificar el nombre y fecha de la persona que los retira, situación que expone a ese servicio al riesgo de no contar con antecedentes suficientes, ante eventuales pérdidas u extravíos de los mismos, y/o determinar las eventuales responsabilidades administrativas que pudieran estar involucradas en tales hechos”.Por último, el informe expresa que “las bodegas de farmacia del establecimiento asistencial presentan cañerías de aguas con filtraciones, humedad en el piso, deformaciones en el cielo y deterioro en el recubrimiento de pintura y que se almacenan artículos de limpieza de forma próxima a insumos médicos; y que uno de los refrigeradores tiene un tubo por el cual escurre un líquido que moja el interior de dicho aparato”.Desde la dirección del hospital declararon que “efectivamente hay un informe de Contraloría que revisó los procesos administrativos entre el 1 de enero del 2018 y el 31 de mayo del 2019 y se han tomado las medidas internas y administrativas correspondientes para subsanar la situación. En relación al detalle del documento, producto de los plazos entregados por Contraloría estamos respondiendo ante ellos y no corresponde informar antes a la prensa que al ente contralor”.

Fuente: Rodrigo Ogalde,Periodista

ricardo becerra vargas