Este miércoles la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó de forma unánime, la Pensión Garantizada Universal (PGU), además de su  mecanismo y financiamiento, quedando en condiciones para convertirse en ley, faltando solo la firma del Presidente Sebastián Piñera.

Los primeros pagos, a 1,5 millones de personas correspondiente al Pilar Solidario, comenzarían en la tercera semana de febrero.

La PGU será una transferencia mensual de hasta $185.000 pesos chilenos para las personas mayores de 65 años que se encuentren en el 90% de menores ingresos, y cuya pensión base sea igual o menor a $630.000 mensuales.

En caso de que la persona reciba una pensión base que sea superior a $630.000 e inferior a $1.000.000, el monto que recibirá del beneficio irá disminuyendo.