Conoce los trucos para que tu hijo deje los pañales pronto

 Conoce los trucos para que tu hijo deje los pañales pronto

Lograr que los niños dejen el pañal es un proceso lento, a veces frustrante, pero el resultado es seguro.

A partir de los dos años, los niños están más abiertos cognitivamente para comprender instrucciones sencillas y controlar ciertos movimientos, aunque todo es progresivo y no todos los niños van al mismo ritmo.

Hay señales claras que indican el inicio de esta etapa: Cuando el niño avisa que el pañal está sucio, y cuando se mantiene seco por más de dos horas. Esto muestra que ya hay más conciencia de los esfínteres.

Para que el niño reciba de buen modo el cambio, es bueno llevarlo a que participe de la elección del orinal o de la sobretapa que se vaya a instalar. Es importante que el entorno sea agradable, como si se tratara de un juego.

Si el bebé tiene horarios fijos para hacer sus necesidades, se le puede llevar hasta el baño para que se familiarice y aprenda a tirar la cadena. Si se hacen juegos y se premia el uso de su tazón de baño habrá más motivación al logro.

No hay que preocuparse si un día el niño no quiere colaborar y vuelve a usar el pañal. Es normal, así que no hay que forzarlo y continuar mostrándole las ventajas de poder ir al baño.

Si en casa hay hermanos mayores, permita que ellos le muestren cómo se quitan el pantalón y lo vuelven a colocar para que los imite.

ricardo becerra vargas