Esval activa su alerta preventiva ante sistema frontal que llegará a la Región de Valparaíso

El gerente regional de Esval, Alejandro Salas, informó que los equipos de la sanitaria activaron todos sus protocolos de alerta preventiva, ante la llegada de un sistema frontal a la Región de Valparaíso a partir de este miércoles 18, que podría generar precipitaciones moderadas, además de nevazones en el sector cordillerano.

“Estamos siguiendo la evolución de este evento climático, adoptando diversas medidas operacionales y todos los resguardos para seguir entregando un buen servicio a nuestros clientes. Nuestros equipos se encuentran monitoreando el estado de los cursos de agua, además, hemos reforzado el mantenimiento de la red de colectores y activamos nuestros sistemas de respaldo, en caso de cortes de energía. Por otro lado, necesitamos mucho de estas lluvias y de nieve en la cordillera, ya que el déficit es cada vez mayor y la situación sigue siendo crítica”, dijo Salas.

El ejecutivo señaló que Esval está participando en los comités de emergencias provinciales, con el fin de coordinar las medidas preventivas, y reforzará sus cuadrillas en terreno en la medida de los requerimientos que se presenten.

Agregó que “hoy contamos con una infraestructura sanitaria más resiliente, que nos permite enfrentar eventos de turbiedad por lluvias intensas, brindando mayor autonomía a nuestros sistemas. Esto se ha logrado gracias al trabajo preventivo y las importantes inversiones que hemos desarrollado durante los últimos años, para seguir entregando un servicio continuo y de calidad a nuestros clientes”.

Buen uso de la red de aguas servidas

Finalmente, Salas reiteró el llamado a la comunidad a cuidar los sistemas de evacuación de las aguas servidas, pues prácticamente 9 de cada 10 obstrucciones en el alcantarillado, se producen por el mal uso. “Es importante que cambiemos de hábito y dejemos de lado acciones que generan inconvenientes tanto en la vía pública como en el propio domicilio. Evitar abrir tapas de cámaras o conectar los ductos de aguas lluvias al alcantarillado, además de no arrojar desechos por el lavaplatos o el inodoro, son medidas que nos ayudan a cuidar nuestro hogar y el entorno, previniendo situaciones de emergencia”, concluyó.